Casa Cofrade "Soledad de Santa María"

El contenido de Youtube no puede mostrarse debido a tu configuración de cookies actual. Selecciona “Mostrar contenido” para ver el contenido y aceptar la configuración de cookies de Youtube. Obtén más información en Youtube Política de privacidad. Puedes revocar tu consentimiento para el uso de cookies en cualquier momento enconfiguración de cookies.

Mostrar contenido

Bendición e Inauguración Oficial de la 

Casa Cofrade "Soledad de Santa María"


 “Que en algún lugar alguien hoy nació 
y un sueño hoy se concedió 
y ya pasó el eclipse de luna. 
Porque esta oración se haga verdad 
y que todo sea felicidad 
Aleluya, aleluya, aleluya”. 

Con el eco del acto de bendición e inauguración de la Casa Cofrade “Soledad de Santa María”, los hermanos cofrades de la Real y Muy Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Cofradía de San Pedro Apóstol deseamos manifestar la inmensa felicidad y elevar nuestro agradecimiento al Señor y a su Santísima Madre por haber sido partícipes de un acontecimiento de extraordinaria trascendencia en la historia de estas corporaciones pertenecientes a la Semana Santa de Alicante.  

Dice la máxima que “Dios escribe recto en renglones torcidos” y, en efecto, así sentimos hoy todos los cofrades esta gran verdad. Dios es fuente de vida y ha querido que esta Casa Cofrade, consagrada a la Soledad de Santa María, nazca, como dentro de poco lo hará el Niño Jesús, para ser hogar de unión, solidaridad y amor fraterno.  

El Señor nos trae hermosos regalos de plenitud, nos muestra el camino correcto, dicta los renglones de la vida –unas veces sinuosos, otras veces derechos–, pero siempre, al final, dichosos y esperanzadores. Después de que celebráramos el pasado año el Bicentenario de la Soledad de Santa María, el solemne acto de bendición e inauguración oficial de la Casa Cofrade que vivimos el pasado jueves 3 de diciembre ha sido el mejor presente que hemos recibido este año.   

Desde estas líneas, deseamos dejar constancia de nuestra gratitud al Excmo. y Rvdmo. Mons. Jesús Murgui Soriano, obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante (Obispado de Orihuela - Alicante), por haber bendecido estas dependencias y por haber acompañado, una vez más, a la Soledad de todos los alicantinos. Como buen pastor, sabe cuidar, atender y arropar a este pueblo que tanto le quiere y respeta. Reciba nuestro más sincero agradecimiento y afecto. 

Gracias, también, al Muy Ilustre Rector y Párroco, Rvdo. D. Manuel Martínez Miravete, por alentar y proteger no solo con su palabra siempre cálida, sino también con su ejemplo admirable a todos los cofrades y fieles de la Basílica de Santa María de Alicante.   

Y, nuestra gratitud, hoy y siempre, a todas las autoridades civiles, militares y académicas, a los representantes de las hermandades y cofradías de la Semana Santa y a la ciudad de Alicante, por habernos arropado con su presencia en este acto tan entrañable con el que iniciamos una nueva página en la historia de estas dos cofradías.  

Con la fundación de la Casa Cofrade, encomendamos nuestras obras benéficas, sociales y culturales a la Santísima Virgen de la Soledad y a San Pedro Apóstol para que logremos ser testimonio de unión y encuentro con Cristo como camino de resurrección.  

Avenida de Alcoy, 105. 03010. Alicante.

Fotografía: Tony Díez